Ventas y emoción la gran fórmula

Se ha comprobado que el 95% de nuestras decisiones son emocionales, lo sé, esto no es nada nuevo, pero dame un par de líneas para darte la fórmula que has buscado.

Entonces la verdadera es ¿cómo vendo más?, sino ¿cómo genero una emoción en mi consumidor?

Cómo construir un mensaje emocional

1.- Lo primero que necesitas es llamar su atención, esto lo lograrás hablándole de los problemas que tienen y cómo puedes ayudarle, es decir un mensaje relevante. ¡Ahora tienes su atención!

Después necesitas inspirar, emocionar…  Agárrate.

2.- La inspiración es comunicar un beneficio, pero bajo un contexto determinado que le permita a la percepción imaginar un resultado, evocar un recuerdo y generar asociaciones. En pocas palabras dotar de significado a tu solución diferenciada.

Para esto necesitas tener muy claro tu por qué y el diferencial.

3.- Una vez teniendo claro las anteriores necesitas comunicar de manera clara y sencilla, puedes usar el storytelling una método de comunicación que sin duda nos permite transmitir nuestra identidad, nuestros valores y creencias.

4.- Dile que necesita hacer después, podremos hacer todo bien, pero si nuestro cliente no tiene claro cuál es el plan puede que tu esfuerzo quede truncado por no dar el paso final.

Pon en práctica

Resumiendo, llama la atención con un mensaje relevante, dota de significado tu diferencial y razón de ser, comunica por medio de una historia y pídele dar el siguiente paso.

Algunas reglas:

• Las emociones solo pueden ser transmitidas siempre y cuando sean auténticas.

• Tu diferencial debe ser valorado y único para tu consumidor

• Tu mensaje debe ser claro apelando a las emociones

Cambia el modelo AIDA por el modelo ASMA (atención, significado, mensaje, acción)

El resultado de esta ecuación dependerá de la comprensión del contexto, que facilita la percepción y el interés en un público determinado, que descubre tu gran valor de forma sostenible en el tiempo. 

Abrir chat